BLOG

B B B B B B B B B B B B

L L L L L L L L L L L L

O O O O O O O O O O O O O O

G G G G G G G G G

inmo artículos

Alquilar o comprar un inmueble, el clásico dilema

“Alquilar es tirar el dinero”. “Por ese alquiler, al cabo de 15 años podría ser nuestro si fuese la cuota de la hipoteca”. “Alquilar no es invertir, es gastar”. Estos son los argumentos de quienes prefieren destinar el dinero a comprar un inmueble. Según ellos, huir de los alquileres suena muy razonable, pero he aquí otra serie de argumentos a favor:

1.- Supongamos que el alquiler no difiere mucho de una mensualidad de una hipoteca. Vale. Pero en caso de crisis, si vivimos del alquiler, podemos mudarnos rápida y fácilmente a una casa más barata. Pero en caso de que sea una casa de nuestra propiedad, eso es mucho más difícil

2.- Es más fácil también negociar con nuestro casero una rebaja en el alquiler, que negociar con nuestro banquero una rebaja de la hipoteca

3.- Cada 10/15 años, nuestra casa necesita una inversión seria en remodelación debido al desgaste. Pero en el caso de alquiler, eso no corre de nuestra cuenta

4.- Se puede negociar un alquiler que no incluya los costes ocultos de vivir en una gran ciudad, por ejemplo, Madrid. Impuesto de bienes inmuebles y tasa de recogida de basuras, que son bastante elevados. Un factor a considerar a la hora de comprar un inmueble

5.- Hay una novedad mas y es que según los últimos datos …… para comprar una vivienda se necesita el sueldo integro durante 11 años, añadamos un entorno laboral cada vez mas precario y «voila» , parece que complica acceder a la propiedad de la vivienda.

Más argumentos en contra de comprar un inmueble.

6.- Si compramos un inmueble para vivir, tardaremos unos 40 años en pagarla. A partir de entonces, si queremos venderla, pueden pasar varias cosas: que usar ese dinero para pasarnos a otra casa nos puede costar lo mismo. Que tengamos que pagar impuesto por la plusvalía. Que no podamos venderla debido a las cíclicas crisis inmobiliarias. Todo eso no pasaría con el alquiler

7.- La inversión de una casa es algo relativo. Al cabo de 40 años, habría que hacer la cuenta de cuánto nos hemos gastado en la hipoteca, varias remodelaciones, mejoras, comunidad, derramas, IBI, seguros de hogar… y luego compararlo con cuánto nos habríamos gastado en alquiler. Siempre nos costará menos el alquiler al cabo de 40 años. Y claro, los que alquilaron, han dedicado esa cantidad sobrante a otras cosas como formación de los hijos, viajes, placer, ocio, inversión, ahorro…

En resumen, los que alquilan quizá parezcan al final más pobres que los que compran una casa. Pero como nadie puede predecir el futuro, hay más probabilidades de que los que han alquilado una casa hayan aprovechado mejor su tiempo para su felicidad, para su formación, y para mejorar sus condiciones de vida.

Por otra parte los expertos de Kelistos.es recuerdan que al comprar un inmueble y comparar el coste mensual del alquiler y del pago de una hipoteca solo tendría sentido si el préstamo fuera a tipo fijo.

¿Qué alquilar significa tirar el dinero o que comprar un inmueble ata mucho a los propietario? Eso depende. Estos son solo dos tópicos asociados a uno de los grandes dilemas financieros a los que todo ciudadano se enfrenta alguna vez en la vida: ¿qué es mejor: comprar o alquilar? Puede que alquilar sea la mejor opción.

De hecho, con una hipoteca variable la cuota puede cambiar notablemente con el paso del tiempo ya que aunque el Euribor esté actualmente en negativo, no hay que olvidar que llegó a superar el 5% en 2008. Por otro lado, los propietarios tienen que asumir gastos que, normalmente, nunca tendrá que abonar un inquilino: impuestos (como el IBI), seguros o gastos de comunidad son solo algunos de ellos.

Además, antes de elegir entre comprar un inmueble o alquilar, es importante tener en cuenta el horizonte temporal, Si buscamos una casa para vivir durante los próximos 30 años, los gastos iniciales que habrá que desembolsar al comprar una vivienda habrán merecido la pena. Ahora bien, si por motivos laborales, personales o por otras causas crees que pasarás poco tiempo en la misma vivienda, es muy probable que ese desembolso no salga a cuenta.

Comprar un Inmueble. ¿Cuento con dinero ahorrado?

Entre las desventajas de lanzarse a comprar un inmueble, encontramos las siguientes:

  1. Los ahorros previos. Para poder comprar una vivienda, es necesario tener ahorrado al menos un 30% del valor: el 20% que no te dará el banco (porque las hipotecas suelen ofrece el 80% del valor de tasación de una casa) y un 10% para impuestos y gastos iniciales. Así, por ejemplo, si quieres comprar una vivienda con una tasación de 200.000 euros, necesitarás contar con un colchón de 60.000 euros para que la operación fuera viable.
  2. Los gastos habituales. Cuando te conviertes en propietario de una casa, tienes que hacer frente a numerosos gastos que una persona que vive de alquiler casi nunca tendrá que asumir como el pago de impuestos y tributos municipales (como el IBI y la tasa de basuras), los gastos de comunidad, el seguro de continente, seguro de vida, o las posibles reparaciones.
  3. La mensualidad puede experimentar importantes cambios .Dado que el Euribor se encuentra en mínimos históricos, es necesario ser precavido a la hora de comprar una vivienda. Antes de tomar una decisión, es importante echar cuentas y calcular qué pasaría si este índice volviera a los máximos de 2008, cuando llegó a superar el 5%. Esa subida provocaría un fuerte aumento en la cuota mensual, por lo que es esencial comprobar que, pese a eso aumento, serías capaz de seguir pagando tu letra cada mes.

Vivir de alquiler y no comprar un inmueble puede incluso darte mejor calidad de vida.

Comprar un Inmueble & la Flexibilidad de no ser Propietario.

Y luego tenemos las ventajas fiscales. Al contrario de lo que sucede con la compra de vivienda (cuyas ventajas fiscales solo se aplican a viviendas adquiridas hasta 2013), quienes viven de alquiler sí disponen de ciertos beneficios de cara a Hacienda. Eso sí, esas ventajas varían en cada Comunidad Autónoma y suelen estar ligadas a la edad del contribuyente y/o a sus ingresos.

Recuerda que cuando compras un inmueble o te conviertes en propietario de una casa, tienes que hacer frente a numerosos gastos que una persona que vive de alquiler casi nunca tendrá que asumir como el pago de impuestos y tributos municipales (como el IBI y la tasa de basuras), los gastos de comunidad, el seguro de continente, seguro de vida, o las posibles reparaciones.

Quería adoptar en este articulo la visión de un pesimista-realista y exponer todos los argumentos en contra para valorar la compra de una vivienda desde un punto de vista menos relajado o superficial .Realmente lo que hay que tener en cuenta y valorar son todos los aspectos negativos , para así cuando tengamos respuestas positivas a esas preguntas , refuerzan mucho mas la toma de decisión de una compra con argumentos validos y sostenibles .

Los efectos de la inflación no han dejado de notarse y se han traducido en una subida del tipo de interés, con lo que los créditos hipotecarios se han encarecido y donde hoy debemos tener muy en cuenta los contratos hipotecarios mixtos, que no son otra cosa, que un tipo de hipoteca donde se combina el pago de una cuota mensual a tipo fijo durante los primeros años del préstamo y el resto serán una cuota variable hasta su vencimiento. De ahí que tiene cierta complejidad entender su uso ya que lo mas aconsejable para esta modalidad es cuando el usuario va a realizar una amortización anticipada del préstamo antes de que llegue a efecto el pago de cuotas con interés variable.

Incremento de inflación= incremento tipo de interés = incremento cuota préstamo hipotecario

Contrato hipotecario tipo mixto = indicado para todos aquellos que van a realizar una amortización anticipada de su préstamo antes de que se produzca el pago en cuotas de interés variable

alquilar es rentable

¿Quieres recibir nuestros artículos en tu correo?

Puedes subscribirte a continuación